PERDIZ EN SALSA (EN VEZ DE GALLINA GUINEA)

Hay comidas que me llevan a mi tierra, donde viví hasta la adolescencia: Cuba. Mi abuelo materno creció en el campo y sentía predilección por el tipo de comida típica de aquel entorno.  Cuando se casó, mi abuela, para complacerlo, siempre hacía sus comidas favoritas.  En Nochebuena, aparte del consabido "Lechón Asado" (Cerdo), había otros tipos de carne en la mesa, y una de las que nunca faltaban era "el guineo en salsa".  El guineo es un ave de la familia de las guinéaceas (faisán, perdiz, etc.).



Mi abuela se marcho hace mas de 30 años, pero mi madre continuó con la tradición de cocinar "guineo en salsa" en Nochebuena.  Recuerdo que en Miami, había fincas que las criaban y las vendían en el mes de diciembre, porque es una tradición bastante extendida entre los cubanos.  Cuando me casé, "E", mi esposo quedó enamorado de ese plato tan nuestro, y cuando regresamos a vivir a España siempre preguntaba donde podía comprar "guineos".  Nunca los encontramos!

Hace unos días me regalaron unas perdices y "E", me dijo que eran de la misma familia que las gallinas guineas, así que llamé a mi madre y le pedí la receta para hacerlas.

"E" las desplumó y las limpió.





Ingredientes:
3 perdices (desplumadas, limpias y cortadas en cuartos)
4 patatas medianas
1/2 botella de vino tinto (para cocinar suelo utilizar el mismo que beberemos en la comida-esta vez: Carlos Serres Reserva 2007) 
3 dientes de ajo
1/2 cucharadita de orégano
2 hojas de laurel
1/4 cucharadita de cominos
2 guindillas secas (Opcional)
1 Cebolla mediana cortada en juliana
1/2 bote de tomate natural triturado
Aceite de Oliva Virgen Extra
Agua
Sal
Pimienta recién molida

Preparación:
1.- Pelar y cortar en cuartos las patatas. Reservar.

2.- Machacar en el mortero: el ajo, orégano cominos, guindilla. Reservar.

3.- Echar un buen chorrete de AOVE en la cazuela y cuando esté caliente pasar las perdices para dorarlas un poco.  

4.- A continuación, echar la cebolla, el "majado" del mortero a la cazuela.  Revolver.  

5.- Añadir el vino. Revolver y dejar cocinar durante 5-10 minutos a fuego medio-suave.

6.- A continuación añadir el tomate y el agua.  Añadir sal y pimienta al gusto. Tapar y dejar cocer a fuego medio durante 35 minutos.  Al final de la cocción pinchar las perdices para saber si ya están medio blandas.  Si lo están, añadir entonces las patatas y cocer de nuevo a fuego medio hasta que estén blandas.  Aproximadamente unos 40 minutos.

Nota: Estas perdices no eran salvajes, de lo contrario hubieran necesitado mucho mas tiempo de cocción.




3 comentarios:

  1. Qué bonitos recuerdos familiares de tu tierra :). Y encima el plato tiene una pinta buenísima, con esa salsita... Un pequeño trozo de Cuba en la mesa, a pesar de no ser gallina guinea.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Pero qué rico... Tuve la suerte de probar la gallina de Guinea en una ocasión. La verdad es que se parece bastante a la perdiz aunque la recuerdo más tierna, quizá por la forma en que estaba cocinada...

    http://micocinitadejuguete.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  3. Muchos y muchos días sin visitarte, pero he estado super liada con muchísimo trabajo y he tenido el blog prácticamente sin uso, además no tuve ni tiempo para visitar otros blogs y dejar algún comentario.
    Espero que pueda hacerlo nuevamente a pesar de que estamos al 100% en la Escuela.
    Me encanta tu perdiz o gallina de guinea, como quieras llamarla, pero me encanta!
    Besos idiana!

    ResponderEliminar

Este blog necesita tus comentarios...
Por razones personales y mi falta de tiempo, se decide no publicar premios ni participar en cadenas, pero agradezco enormemente que en algún momento hayan pensado en este humilde blog...

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...